Fundación Personas Cuéllar finaliza su programa de formación de “Auxiliar de recepción y atención al cliente”

El proyecto: “Auxiliar de recepción y atención al cliente” de Fundación Personas en Cuéllar fue seleccionado por Bankia y Fundación Caja Segovia en la sexta convocatoria de ‘Ayudas a Proyectos de Acción Social 2020’, cuyo objetivo es impulsar el desarrollo local y el empleo, mediante el apoyo a los sectores de población en riesgo de exclusión social y la mejora de la calidad de vida de personas con discapacidad, mayores u otros colectivos socialmente vulnerables.

Un año más la entidad Fundación Personas en Cuéllar puso en marcha el proyecto formativo para un total de 15 personas con discapacidad intelectual de los centros de día y ocupacional, gracias a esta colaboración económica con la Fundación Caja Segovia y Bankia.

El objetivo de este proyecto fue formar en las habilidades y destrezas, así como en los valores sociales y comunicacionales necesarios para la realización de las tareas y funciones propias del perfil de auxiliar de recepción.

Está formación va a permitir a corto plazo y cuando las circunstancias lo permitan, dotar de una ocupación a las mismas, siendo esta ocupación una actividad ocupacional protegida y apoyada. La evaluación de dicho proyecto ha resultado positiva, consiguiendo los objetivos propuestos un alto porcentaje de los usuarios.

Nos hemos adaptado a la actualidad y al contexto que actualmente vivimos debido a la pandemia de Covid19,  dotando de las medidas preventivas y de seguridad necesarias para impartir la formación con todas las garantías, y en las modalidades pedagógicas que se han requerido, reinventando el modo de presentar y hacer las distintas  actividades del proyecto. Todo un reto que ha puesto de manifiesto la capacidad de adaptación tanto de los centros y servicios de Fundación  Personas, como de los profesionales involucrados y los propios usuarios.

El objetivo prioritario de estas formaciones son lograr la normalización, la inclusión y la mejora de la calidad de vida de las personas con discapacidad Intelectual, y/o del desarrollo ya que el trabajo favorece su autonomía personal, su participación en la vida de la comunidad y mejorar su nivel de autoestima. Y este objetivo se ha cumplido, por lo que el balance del mismo es altamente positivo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

DEJA UN COMENTARIO